A una princesa (IV)

Pequeñisima:

Se que llevas mucho tiempo esperando, ¿A que?, quizás ni tu lo sepas. Pero lo que se es que después de la tormenta siempre llega la calma, y aunque todo vaya mal siempre habrá algo que dejará pasar la luz, por un pequeño resquijo, un boquete o una pequeña fisura. Y ahora, princesa, pase lo que pase prométeme que siempre buscaras esa luz, ese rayito, que siempre estará en mi, por lo menos, prometo llevar siempre encima una vela, un candelabro, una linterna, cualquier cosa que aporte ese pequeño rayito.

Princesa, ahora quiero que corras, que salgas a la calle, que grites, que saltes, que disfrutes, tobogate, ríete a carcajada limpia, se tu de nuevo y no dejes que nadie te haga estar en casa esperando sin hacer nada que pase esta tormenta. Pequeña, estoy seguro de que sin ti, muchas sonrisa de esta ciudad (por lo menos) estarían apagadas.

Y, pequeña, simplemente decirte que gracias a ti mucha gente supera día a día sus problemas, sus rayadas y esas cosas y que… que hay millones de cosas que haces por los demás ya es hora de que alguien haga algo por ti.

Por ti, pequeña princesa, porque te quiero y porque te lo mereces.

Te quiere:

Piter

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s