A una princesa (X)

Pequeña,

Cada vez voy conociendo un poco más de tu mundo, me voy acercando un poco más a tu hermosa torre y no hago más que soñar con tu dorado cabello… llegará el día, te prometo, que llegará el día en que te vuelva a ver. Mientras tanto, te tengo que contar más cosas de este mundo, de este viaje al que llamamos vida o de este pequeño rinconcito de una de nuestras historias.

Muchas veces, te he comentado que no entiendo muchas cosas, intento darte lecciones, aplanarte el camino para que, cuando te lleguen las cosas en la vida, estés medio preparada, o aunque no este contigo, puedas ponerte en mi piel y pensar que haría yo o que consejo te daría. Pero esta vez te quiero hacer una pregunta y quiero que intentes darme una respuesta, pues no lo entiendo, y por más que lo intento… no consigo que me entre en la cabeza. Esboza un dibujo y explícamelo.

Solo tenemos una vida, al menos que nos podamos acordar ¿Porqué hemos de malgastarla?, entiendo que hay normas, cosas que cumplir para que todos podamos vivir en “”paz”” … Pero porqué existen esas preguntas de ¿Cuando tendrás novi@? Una vez que lo tienes, ¿Cuando te vas a casar?, una vez te casas ¿Cuando el hijo?… O alejándonos de un mundo del que no entiendo, el amor… también pasa en muchos otros campos, desde pequeño ya te están diciendo ¿Qué quieres ser de mayor? Cuando has crecido un poco más ¿Que vas a estudiar? Sigues y… ¿Donde vas a trabajar?, parece ser que todo en esta vida esta compuesto de decisiones y obligaciones, y estas tienen que ser las correctas, hay que crecer, estudiar, trabajar, jubilarse cuando ya no puedes con la vida, terminar en el mar del Etre.

No entiendo dónde se quedó la odiosa frase de Carpe Diem, cuando dejamos de vivir para ser. Es lo correcto, es lo incorrecto, hay que hacerlo, no lo hagas… todo el rato, todo el día. ¿Porqué no podemos volar? ¿Porqué tenemos que tener compromisos? Y si hoy me levanto y no quiero seguir a Daeis y si hoy me quiero desviar a Feires… ¿No puedo? ¿Quien no me lo permite? y la gran eterna duda ¿Quien decide entre lo que está bien o está mal? ¿Quien dice lo que hay que hacer? ¿Quien dice que la mala vida es la del Pirata y la buena la del Rey? ¿Porqué tenemos que seguir en la cosecha de piñas de mar, si no nos gusta?

No te digo que hagas todo lo que te dé la gana, esta claro que somos personas y convivimos con otras personas y siempre (aunque a muchos ogros se les olvida) hay que pensar también en los demás (Este tema ya lo tratamos hace tiempo, asique no voy a hacer incapié). Pero creo que yendo con la verdad por delante, hablando, dialogando y conversando, siempre se puede llegar a un acuerdo, un punto conciliador para que tú puedas seguir tu camino, sin llegar a molestar o, más mal dicho, a joder a los demás.

Total, seguro que no he expuesto bien lo que te quería decir, y también me olvido de cien mil matices, polémicos y por los cuales se puede derrotar mi teoría. Pero no quiero conformarme, no quiero vivir la vida que todos viven, quiero vivir mi propia vida, mi propia historia. Estoy harto de ser una oveja más que sigue al pastor, quiero ser el pastor, el único, el que vivió su historia. Muchos dirán que esto lo digo ahora porque tengo techo, bebida y comida, pero prefiero trabajar de dentista de dragones salvajes que vivir un solo día más viendo como me quedo sentado en el sofá, esperando a que pase toda mi vida, odiando lo que me apasiona y apagando esa llama un poquito cada vez, hasta termiar por aborrecerlo o volverme loco. Ser  YO y nadie más. Ser el Lobo Alfa de mi propia manda formada por mí, no responder a aullidos quemados, alejados y silenciados.

Y lo que menos entiendo de todo esto, es como Waldrof el tabernero, no deja ese lugar lleno de borrachos y se pone a entonar los dulces trovares que nos tienen a todos soñando con criaturas nuevas y dulces sirenas. ESTABILIDAD, COMPROMISO… ¿Cuántos más palabros detesto? y lo siento, lo siento si este pensamiento es irresponsable, o incoherente, o whatever, pero no quiero ser de esas personas que llegan a sus quinientos treinta y siete años y se arrepienten de no haber hecho lo que quería de jóvenes, de seguir sus sueños (por cursi que suene). Voy a terminar lo que he empezado, por empezarlo y acabarlo, pero prometo, juro y perjuro, que es la última vez. La última oportunidad. No quiero y puede ser fruto de mi Tauril cabezonería o de mi inconsciencia juvenil o de mil trescientas cincuenta y siete razones más, pero quiero ser feliz, sentirme completo y como dicen por ahí, ser la mejor version posible de mi persona, disfrutar de mi pasión, tener ganas de levantarme cada mañana, sonreirle al sol y que me devuelva esa sonrisa, llegar a casa y tener energias para cantar, bailar, crear o disfrutar viendo el atardecer.

¿Es una útopia? ¿Estoy loco? ¿Es imposible? ¿Es dicharachero? ¿Es tremendamente erroneo? ¿Es posible? ¿Cual es el camino? ¿Es realista? ¿Es un cuento? ¿Es lo que nos quieren hacer creear a los Lainelim? ¿Qué? ¿Porqué? ¿Porqué no? ¿En qué momento? Y asi sigue la lista, hay una por cada estrella que observo cada noche, les pregunto y no obtengo respuesta… No se… Lo se…

Hecho un lío, sin saber bien que te he dicho, que te he preguntado o si es lo que realmente te quería decir y cansado,

Te quiere y siempre te querrá,

Piter

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s